Telomerasa, un arma de doble filo

Antes de explicar los dos efectos de la telomerasa, debemos de tener claro ciertos conceptos básicos sobre ella: ¿Qué es? ¿Cúal es su función? ¿Dónde actúa?…

La telomerasa es una ribonucleoproteína, es decir, una proteína asociada estructuralmente con un ácido nucleico (en este caso ARN) cuya función es añadir de novo fragmentos de ADN con la secuencia repetitiva de bases nucleotídicas TTAGGG en los extremos de los telómeros. Es una ADN polimerasa dependiente de ARN que lleva su propia plantilla de ARN para la síntesis de ADN.

La reacción que cataliza la telomerasa es la tranferencia de nucleótidos:

Diagrama de reacción

Imagen obtenida de BRENDA

La telomerasa presenta dos componentes:

-Estructura proteica que presenta la actividad catalítica: componente TERT (Telomeric End Reverse Transcriptase).

3DU5

Imagen obtenida del PDB, cuyo código de acceso es 3DU5

-Fragmento de ARN de secuencia complementaria a las repeticiones teloméricas que se van a añadir, que la telomerasa utiliza a modo de molde sobre el que copiar los fragmentos que añadirá a las repeticiones preexistentes: componente TERC (Telomerase RNAComponent).

Y ahora bien, ¿Qué son los telómeros? ¿Para qué sirven?

Los telómeros son estructuras nucleoproteicas situadas en los extremos de los cromosomas, compuestas por repeticiones en tándem de una secuencia de doble cadena de ADN (TTAGGG en todos los vertebrados). El ADN telomérico de los mamíferos se encuentra asociado a un complejo de seis proteínas denominadas shelterinas cuyas funciones son: proteger a los telómeros de las actividades degradativas, reclutamiento de la telomerasa, replicación de los telómeros, la cohesión entre las distintas shelterinas y la formación de estructuras terciarias de ADN que favorecen la estabilidad de los telómeros.

telomeros

Una vez que tenemos claro los conceptos básicos, y metiéndonos en el tema en cuestión, la telomerasa constituye el principal mecanismo regulador de la longitud telomérica, el cual, requiere un delicado equilibrio entre degradación y alargamiento; de manera que nos muestra el efecto doble de este tema: por un lado, hay que evitar un acortamiento excesivo ya que daría lugar a la aparición de síntomas asociados al envejecimiento prematuro; y por otro lado, una actividad telomerasa excesiva podría favorecer la inmortalidad de células (tumores).

ratones

En conclusión, podemos decir que a medida que una célula normal se divide va perdiendo fragmentos de los telómeros, lo que provoca una disminución progresiva de funcionalidad y en última instancia la muerte celular. Este proceso explica por qué las células normales son mortales. Sin embargo, las células tumorales escapan al destino de tener los telómeros cada vez más cortos aumentando los niveles de telomerasa. Esto ocurre en más del 95% de todos los tipos de tumores humanos, lo cual es una clara indicación de que es algo esencial para que el tumor crezca. De hecho, ya se ha demostrado que células tumorales cultivadas en el laboratorio a las que se les quita la telomerasa mueren rápidamente debido a un agotamiento de sus telómeros.

A continuación, os dejo un video resumen de la Dr. María Blasco sobre este tema, el cual considero que es muy interesante e importante, ya que todo este asunto tiene las puertas abiertas para la investigación.

Rebeca María Guillén Fajardo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s